Coaching organizacional

El coaching organizacional desempeña un papel específico en el acompañamiento del cambio y permite que las organizaciones encuentren ellas mismas los recursos y las soluciones a sus cuestionamientos.

Se trata de acompañarlos hacia una mayor coherencia, la armonización de sus misiones y sus diferentes componentes como, por ejemplo, en caso de proyectos de reorganización, de fusiones y proyectos de transformación de la cultura empresarial.

Esta práctica implica cuatro niveles de trabajo:

  • Acompañamiento de los ejecutivos
  • Transformación de los equipos de mando operativo
  • Modificación de las prácticas de la organización
  • Medición del impacto sobre los resultados operativos y financieros

En ciertas ocasiones, esta práctica se debe completar con una misión de consejo en estrategia y procesos.

Etapas:

  1. Construir un diagnóstico y diferentes escenarios de intervención integrando, además, dimensiones políticas y luchas de poder, dimensiones ontológicas de los grupos, fenómenos gregarios y resistencias, culturas de empresa y globalización.
  2. Elaborar una estrategia de coaching y someterla al cliente.
  3. Definir con exactitud los indicadores de medición.
  4. Acompañar el rendimiento colectivo a través de la selección de estrategias, de herramientas pertinentes y de modalidades de movilización de recursos, internos y externos.
  5. Profundizar, si es necesario, el coaching organizacional a partir de temáticas específicas.
  6. Desplegarse en el tiempo.
  7. Medir los resultados.

Cada acompañamiento es único, lo construimos con usted.

Menú